Sostenibilidad: la idea de un mundo mejor ya tiene líderes.

16/12/2019 10:16 am

Sergio R. Palacios

Sostenibilidad: la idea de un mundo mejor ya tiene líderes.

Hay científicos, filósofos, economistas, activistas, divulgadores, seguidores. Por miles cada día en todo el mundo sin conocerse, sin un sistema institucional definido, sin reglas escritas, comparten pensamientos y acciones como una red que se extiende sin fronteras. Comparten una preocupación y visión: el deterioro de las condiciones del planeta como hábitat. Todos piensan que así las cosas no están funcionando y que la crisis ambiental pone en riesgo cierto y con fechas aproximadas la supervivencia de las generaciones futuras. El problema del Cambio Climático es tan grave que cuando hablamos de generaciones futuras ahora no nos referimos a algo remoto en el futuro sino que lo hacemos pensando en los niños y adolescentes de hoy que dentro de 40, 50 o 60 años pueden pasar a vivir en un planeta casi inhabitable. La ciencia a través de los certeros informes del IPCC (Panel Intergubernamental del Cambio Climático en sus siglas en inglés) lleva a conclusiones inequívocas de la gravedad del problema en el que estamos todos los habitantes del planeta. Líderes formados en el siglo XX están atados a la esperanza o impulsados por interés y por ello no asumen que los paradigmas del pasado requerían de recursos ilimitados –cosa que no existe- que abastecieran la base de sustento del modelo de producción y consumo que fue el “crecimiento exponencial de la economía”. Las razones centrales que muestran el agotamiento del viejo modelo podemos decir que son: los recursos están cada vez más limitados; la sociedad de consumo es inviable por la imposibilidad de saciar las necesidades creadas y la biosfera absorber sus consecuencias; la base energética de matriz fósil del sistema de producción impulsa el cambio climático agravando todos los problemas de la economía y acelerando el deterioro ambiental; más crecimiento y consumo ya no repercute en los niveles de felicidad de las personas y comunidades agotando así la idea de progreso y bienestar material que se supo cultivar.

Greta Thunberg

Los jóvenes como Greta Thunberg o actores populares como Leonardo Di Caprio ven este problema en una forma clara y sin necesidad de mayores estudios personales o titulaciones. Y los más importante, actúan, divulgan, concientizan y se comprometen.

El Cambio Climático y todos los problemas que se generan a partir de este repercuten en las vidas diarias presentes y futuras. Solo basta percepción y conciencia; y no cerrar los ojos ante la evidencia científica que corrobora todo lo que está a la vista. Estos jóvenes que marchan por todo el mundo y se multiplican serán los nuevos líderes del futuro con una idea muy distinta a los que hoy nos llevan al desastre. El paradigma de la “sostenibilidad” es lo que nos une. Una idea invisible con suficiente fuerza para cambiar el rumbo de colisión que la humanidad tiene en la actualidad. Y para entenderlo citemos las palabras de Fritjof Capra: “…Hay soluciones para los principales problemas de nuestro tiempo, algunas muy sencillas, pero requieren un cambio radical en nuestra percepción, en nuestro pensamiento, en nuestros valores. Nos hallamos sin duda en el inicio de este cambio fundamental de visión en la ciencia y la sociedad, un cambio de paradigmas tan radical como la revolución copernicana. Pero esta constatación no ha llegado aún a la mayoría de nuestros líderes políticos. El reconocimiento de la necesidad de un profundo cambio de percepción y pensamiento capaz de garantizar nuestra supervivencia, no ha alcanzado todavía a los responsables de las corporaciones ni a los administradores y profesores de nuestras grandes universidades. Nuestros líderes no sólo son incapaces de percibir la interconexión de los distintos problemas sino que además se niegan a reconocer hasta qué punto lo que ellos llaman sus soluciones comprometen el futuro de generaciones venideras. Desde la perspectiva sistémica, las únicas soluciones viables son aquellas que resulten «sostenibles». El concepto de sostenibilidad se ha convertido en un elemento clave en el movimiento ecológico y es sin duda crucial. Lester Brown (1981), del Worldwatch Institute, ha dado una simple, clara y hermosa definición: «Una sociedad sostenible es aquella capaz de satisfacer sus necesidades sin disminuir las oportunidades de generaciones futuras». Éste, en pocas palabras, es el gran desafío de nuestro tiempo: crear comunidades sostenibles, es decir, entornos sociales y culturales en los que podamos satisfacer nuestras necesidades y aspiraciones sin comprometer el futuro de las generaciones que han de seguirnos…” * Capra, Fritjof; “La trama de la vida: una nueva perspectiva de los sistemas vivos”; Ed. Anagrama, Barcelona 1998, p.26.

En cada aldea o ciudad, en la montaña o llanura, más y más jóvenes junto a personas de edad -como el que escribe- entendemos lo que pasa, conocemos las soluciones, no por genios sino porque decidimos no cerrar los ojos. La esperanza esta puesta en quienes hoy marchan pacíficamente reclamando por el derecho a construir un mundo mejor. Ellos, y muchos de los mayores queremos seguir viviendo en este planeta ya que no conocemos otro al que podemos ir si a este lo destruimos. Vos si?


Comentarios

Todavía no hay comentarios, se el primero en dar tu opinión.


Comentar: