Tres visiones para caminar en el SXXI

11/04/2019 2:37 pm

 

Sergio R. Palacios

Todo cambia. ¿Y nosotros?. Vemos y sufrimos muchos cambios en esta época pero aun así, siendo conscientes de la fuerza de esos cambios nuestras visiones sobre el mundo -desde nuestra conducta- parece ser pétrea. Inmutables. Aceptamos que todo cambien pero nosotros actuamos y vemos al mundo y esas transformaciones sin muchas intenciones de adaptar nuestras acciones y formas de pensar.

Hoy hay tres visiones que debemos cambiar si queremos caminar a paso un poco más firme en este ya avanzado SXXI:

Disrupción: necesidad de dar saltos a nuevos horizontes impulsados por nuevos paradigmas.

Colaborativo: abandonar la visión competitiva del siglo pasado para entender que se construye y se suma valor a las cosas compartiendo conocimiento y acciones.

Flexibilidad: Es indispensable entender que hay diversidad y que eso enriquece a las personas y la vida social. Abandonar la rigidez del pensamiento estructurado sobre parámetros que muchas veces ya no existen. Como siempre se ha dicho: hay que abrir la cabeza.

Estas tres visiones son indispensables para el desarrollo de las actividades políticas, económicas y sociales. Son indispensables para abordar las soluciones de los grandes conflictos que vivimos en la actualidad y que han puesto en jaque al sistema democrático desde los modelos autoritarios.

Revitalizar la democracia es el gran desafío. Reconstruirla en su visión dinámica para el SXXI es la gran batalla para no rendirse ante la tentación autoritaria. Eso sí mientras continuemos comportandonos como en un siglo que ya se fue (no solo en el almanaque) el ejercicio democrático será inofensivo en su cometido. Pero, claro esta, precisamente para cambiar esto es que debemos ser: “disruptivos”, “colaborativos” y “flexibles”.

Como sea, si no cambias, vendrá alguien mañana y te obligara a hacerlo. Claro que, ya será tarde.


Comentarios

  • Isidoro Alconada Sempé
    11/04/2019 7:51 pm

    ¡me gustan mucho las visiones que proponés, Sergio!
    +++ La tentación es creer que a esta altura del partido, ¡ya lo sabemos todo! Es indispensable estar abierto a nuevos conocimientos y a cuestionar los adquiridos. En otras palabras, desinstalarnos. Aunque nos genere ansiedad. Aunque quedemos a la intemperie.
    +++ Muy de acuerdo con la necesidad de ser colaborativos: quién no sea capaz de conjugar el “nosotros”, termina aislado.
    +++ La flexibilidad es importantísima. Los edificios antisísmicos son flexibles: y por ésto, ¡resisten el terremoto! Los rígidos revientan como un vaso de cristal que cae al piso.
    +++ Un fuerte abrazo!

  • Martin Orruma
    12/04/2019 1:26 pm

    El problema es que los que toman las decisiones no la ven

Comentar: